Skip to content

June 2, 2012

El proceso Indaba

by Admin

Construyendo y profundizando las relaciones en una iglesia saludable

  • Indabarefleja la prioridad bíblicade ser y estar en relación:

Lo que vimos y oímos se lo anunciamos también a ustedes para que compartan nuestra vida, como nosotros la compartimos con el Padre y con su Hijo Jesucristo.
1 John 1:3

  • Indabapermite la conversación sobre asuntos significativos:

Al igual que en el primer siglo, podemos esperar que el Espíritu Santo nos empuje a la escucha de los unos a los otros, en articular francamente nuevas visiones y aceptar las implicaciones del Evangelio aun nuevo para nosotros, sea esto doloroso o estimulante.
ACC-3 1976

  • Indabapretende dinamizar la misión tanto local como global

El modelo Indaba también hizo posible un entrelace más rico en la misión mutua, el fortalecimiento de las relaciones interpersonales e inter-diocesanas, el desarrollo de entendimientos más profundos y la capacidad de permanecer en conversación, especialmente donde las diferencias fueron significativas y sensibles.


Informe Evaluativo sobre la Indaba Continuando

Indaba es una jornada

La Biblia está llena de jornadas de aquellos quienes apostaron fielmente a seguir el llamado de Dios con poca o ninguna idea del destino. Es en la jornada que intentamos descubrir juntos el pensamiento original de Cristo.

Nuestros inicios

La decisión de iniciar una jornada Indaba es un compromiso de juntos seguir fielmente a Cristo en un contexto particular. Indaba puede acontecer dentro de una diócesis o una parroquia, entre diócesis o institutos teológicos, a nivel internacional o local.

Como todo viaje, una jornada Indaba requiere preparación. Tal vez ya sea un viaje en sí mismo el llegar al punto donde las comunidades están listas para embarcarse en Indaba.

¿Quién hace Indaba?

Existen diferentes roles en un Indaba, es intrínseco a Indaba que todos aquellos que tomen parte del proceso participen en cada uno de los pasos que se den.

Líderes– son aquellos que invitan personas a la conversación e identifican temas significativos.

Participantes– aquellos que viven el Indaba; que formar relaciones y participar en la conversación formal. Los participantes necesitan tener claro el propósito, y mantienen la propiedad del proceso

Organizadores– quienes apoyan a los participantes manteniendo las disposiciones prácticas y trabajando con el facilitador para ejecutar los Encuentros y las Conversaciones Formales.

Facilitadores– aquellos que provienen de fuera del proceso comunitario y el liderazgo de cada Indaba, mantienen un espacio seguro y ayudan a los participantes a lograr los objetivos que ellos mismos se marcaron. El uso de facilitadores es clave para el proceso Indaba.

 

La Jornada de Indaba

Paso 1: Compartir la Visión

Los líderes, animados por la posibilidad de Indaba, compartirán la visión con todos los involucrados. Todos los participantes deben ser parte de la formación del entendimiento común de la jornada Indaba . Los líderes, en diálogo con sus comunidades, establecerán los temas más amplios de su Indaba específico.

Paso 2 – Recopilación

Los participantes son invitados a la jornada Indaba. Se preparan juntos para que mantengan claro el sentido de finalidad, propiedad y compromiso con el proceso de Indaba .

Es importante, desde el principio, envolver a aquellos no directamente implicados para que la comunidades más amplias también se adueñe del proceso y lo mantenga en oración.

Paso 3 – Encuentro

El objetivo del encuentro es construir relaciones a través de un jornada compartida donde cada uno toma su turno como anfitrión e invitado. Ambos el anfitrión y el invitado revelan la visión del mundo que cada uno posee y descubren más el suyo con el fin de encontrar una relación más profunda con Cristo. Momentos de oración y estudios de la Biblia son vitales conforme los equipos construyen relaciones mediante el descubrimiento de lo cotidiano en su propio contexto. Las actividades se deben mezclar con tiempo planeado para la relajación y el compartir de la mesa.

Sin duda, habrá un afán para responder a los problemas y no a ‘perder el tiempo’, pero el objetivo es establecer relaciones donde cada participante reconozca a Cristo en el otro.

Cuando se comparte la confianza y las relaciones se basan en una comprensión genuina, entonces hay espacio para una conversación verdadera.

Paso 4 – Conversación Genuina

Una conversación facilitada ofrece el espacio para que los participantes estén abiertos a nombrar la verdad con amor y estar preparados para oír la verdad manifestada a ellos. Es un lugar donde se puede tomar el riesgo de desafiar presupuestos profundos para que todos puedan ser transformados al mismo sentir de Cristo. El objetivo es que la conversación resulte en la liberación de energía para la misión.

Paso 5 – Envío

El fruto del Indaba radica en una comprensión más profunda de la unidad de la Iglesia resultando en la participación común en la Misión de Dios. Indaba necesita ser comunicada por todos los involucrados para que sus comunidades estén dispuestas a caminar juntas como coparticipes en la Misión de Dios.

¿Cómo puede ayudar la Indaba Continuando?

  • Proporcionando recursos teológico y de proceso
  • Proporcionando o formando facilitadores
  • Proporcionando consultas sobre diseño
  • Proporcionando un foro para explorar ideas y apoyo mutuo

 

Read more from Espanol

Comments are closed.

%d bloggers like this: